Animal Kingdom

Consejos para adoptar una mascota

Una mascota es un animal doméstico que vive con miembros de una familia. Es un animal de compañía que como ser vivo requiere ciertos cuidados. Adoptar una mascota es un paso que hay que tomar muy en serio. Esta decisión cambiará la vida de la familia adoptiva porque no solo se trata de traer un animal a casa, sino de incorporar un nuevo miembro a la familia.

Pensar en adoptar una mascota es un indicador positivo de la familia. Dice de ella que es un hogar responsable y humano. Pero es necesario considerar algunos aspectos antes de tener una mascota en casa:

  1. Tener claro que quiere la familia: un perro o un gato y porque lo quieren tener. Conversar y considerar las necesidades y cuidados que requiere cada uno. Es una decisión que debe ser tomada en familia.

  2. Analizar que mascota vivirá mejor con el estilo de vida que tiene cada miembro de ese hogar. Será una compañía que necesita de nuestro tiempo para alimentarlos, jugar con ellos, darles cariño o llevarlos al médico. En estas labores todos en casa deben estar dispuestos a participar.

  3. Estudiar el presupuesto familiar. Una mascota necesita: alimentación, entretenimiento, higiene y atención médica igual que un ser humano. ¿Tiene la familia la capacidad económica de mantener a otro miembro de la familia?

  4. Observar tu entorno. ¿Puedes tener una mascota en tu casa? ¿Te lo permiten? Hay comunidades que no permiten animales en sus residencias. Quizá no dispongas del espacio. Además tu mascota puede ocasionar problemas como: emergencias médicas, accidentes mientras le educas a ir al baño, o mientras le compras su mobiliario (rascadores para gatos, cestas de dormir, juguetes, otros). Es fundamental estar al tanto de estos imprevistos y prepararse ante cualquier eventualidad.

  5. Autoevaluarse. Muchos animales domésticos terminan en fundaciones de protección animal o en refugios para animales en estado de abandono o de calle porque su familia no se autoevaluó.

 

Formúlate las siguientes preguntas sobre la adopción de una mascota y responde honestamente:

  • ¿Estoy preparado para que mi mascota forme parte de mi vida por más de 10 años?

  • ¿Podré cuidarlo bien durante toda su vida?

  • ¿Le daré la atención y el cariño que requiere y se merece?

  • ¿Es lo que realmente quiero?

  • Si salgo de vacaciones, ¿Qué haré?, ¿lo llevaré conmigo? O ¿Quién lo cuidará?

 

La adopción implica tener una compañía animal por el resto de su vida. Al hacerlo te debes comprometer a cuidarlo con esmero y dedicación. Es una gran responsabilidad.

 

No cometas un error por una emoción o por apaciguar el deseo repentino de tu hijo menor que ahora quiere una mascota, o porque tener una mascota está de moda.

 

Los amigos peludos nos dan todo su amor y fidelidad. Son compañeros incondicionales y desinteresados. Nos dan alegría, adornan nuestro hogar con sus coloridos pelajes y amenizan en ambiente con sus ladridos y maullidos. Son excelentes compañeros, fieles amigos e increíblemente a diferencia de muchos humanos, nos aceptan tal y como somos. Piensa bien antes de adoptar.