Bridesmaid's Bouquets and Wedding Rings

Los tres elementos principales del matrimonio

Cuando amas a alguien, le deseas lo mejor. Le das a esa persona importante la parte más valiosa de tu alma, de tus pensamientos, de tu tiempo… Te entregas a ti mismo.

Darlo todo no es fácil, pero saber que le has dado felicidad a otra persona no tiene valor. Es indescriptible.

Dar en el matrimonio se resume en cambio, crecimiento y aprendizaje. Para mí, estos son los tres elementos principales que acompañan a cualquier matrimonio feliz durante toda la vida conyugal.

Es muy difícil describir el matrimonio. El significado varía de una cultura a otra, de una religión a otra. Incluso de persona a persona. Cada quien puede tener su propia percepción de lo que significa el matrimonio. Y a lo largo de los años, la definición también va cambiando.  

 

En palabras simples, el matrimonio es compartir tu vida con una persona que te hace feliz. Más profundamente, es entregarse a otra persona en cuerpo, mente y espíritu con honestidad, respeto y amor. Y seguro, que cada pareja tendrá su propia definición una vez que preguntes qué significa el matrimonio para ti. 

 

De una manera más universal, el matrimonio es un compromiso, pero también es una decisión que tomas para crear un vínculo olvidándote de ti mismo para convertirte junto a la otra persona en uno. No únicamente eso, sino que también significa que en el futuro generarás y construirás nuevas generaciones que se verán reflejadas en tus hijos.

 

Además, el matrimonio es una relación y, como cualquier otra relación, el matrimonio no es fácil de formar ni de mantener. Es necesario cultivarlo. En resumidas cuentas, el matrimonio significa entregarse por completo, abiertamente y sin ningún arrepentimiento. ¡Creo que entender el matrimonio y su verdadero significado solo puede ser definido por parejas casadas porque viven la relación y cada situación!

 

El sitio web matrimonio.com describe el significado del matrimonio como “cambiar, aprender y crecer”.  Para mí, esta es una definición asombrosa porque recopila en tres palabras los elementos o componentes de cualquier matrimonio. Cambias, aprendes y creces en tu relación y en ti mismo.

Analicemos estas tres palabras: cambiar, aprender y crecer

Una cosa que los seres humanos tenemos en común es que vivimos en constante cambio. Entonces, una vez que inicias tu relación de pareja, el “cambio” es inminente de ti, porque después del “Sí, quiero”, todo es diferente.

 

El compromiso, la luna de miel, los primeros años, traerán cambios. Periodos que tienes que abrazar y disfrutar. Sobre todo el primer año en el que todo parece perfecto, pero mientras tanto, también vas descubriendo cosas, modales y aspectos de tu pareja que no conocías. Luego vienen los niños y sus facetas: bebé, adolescencia, universidad y edad adulta. En medio de todo esto, estás cambiando, y también tu matrimonio.

Todos los cambios traerán aprendizaje. Aprendes de los fracasos y los éxitos. De la alegría y la tristeza. Cada momento de tu vida y de tu matrimonio y cada paso de la vida de sus hijos te enseñará lecciones inolvidables que pueden servir como referencia para otras parejas o incluso para sus propios hijos una vez que decidan o no casarse.  

 

Mientras se está cambiando y aprendiendo de los cambios, también se está creciendo, no solo tú como individuo, sino que tu relación está creciendo, madurando. Los que están a tu alrededor, también están creciendo.

Estos tres elementos que acompañan a todo matrimonio y que tienes que aceptar y abrazar son  como un círculo, como la alianza o el anillo de bodas que tiene forma de círculo porque es eterno. Al igual que el amor que la pareja tiene uno para el otro es interminable y va a durar para siempre. Cambiar, aprender y crecer, son tres elementos que siempre acompañarán a cualquier matrimonio o vida de pareja. Solamente debes darles la bienvenida.

El matrimonio se puede definir de muchas maneras. Te dejaré crear tu propia definición. Por favor, escríbeme y cuéntame qué significa el matrimonio para ti.