Memorias de una hija en
Dia del padre

La pasión de mi papá es sin duda la radio. Comenzó desde muy pequeño acompañando a mi abuelo, compañero locutor y periodista, Rafael Velázquez Hurtado en @Radio Jardín Boconó 1460 AM, transcribiendo la información que recibían de agencias internacionales de noticias y redactando el noticiero que se emitía en la emisora. Boconó, para quien no lo sepa, es un pequeño pueblo ubicado en los Andes venezolanos.

Con tan solo 14 años, y junto a mi abuelo como director, mi padre fue administrador del semanario "La Tribuna" (1966) y más tarde del quincenal "El Boconés". Esa era la disposición de mi papá a esa edad, tenía la capacidad de cumplir con esa responsabilidad y mi abuelo lo sabía.

Meses antes de cumplir los 18 años, recibió el certificado de locución, embarcándose en una carrera internacional que lo llevó a ser conocido como "Héctor Velázquez-Mejía, la voz de la sintonía". También es radioaficionado y las siglas que lo distingue internacionalmente son W6-YV-3-DLQ.

En 1972 se casó con mi madre, Virginia, a quien conoció en su ciudad natal. En 1974, como describe en su autobiografía escrita sobre él en 1994, "dos cosas bonitas pasaron en mi vida, ... Nació mi primera hija y me gradué de la universidad". Luego agrega: "Mi hija realmente iluminó mi vida y la de mi esposa".

En Mérida, mi ciudad natal, trabajó en Radio Universidad mientras estudiaba Contaduría Pública en la Universidad de Los Andes-Venezuela. Obtuvo dos títulos: Contador Público y Licenciado en Administración de Empresas. Luego fue profesor en la Escuela de Administración de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas. Impartió clases de Costos I y II, Administración Financiera, entre otros.

Gracias a una beca que recibió del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), realizó una maestría en la Universidad de Maryland y estudió inglés en la Universidad de Colorado en Denver y en la Universidad de Georgetown en Maryland. Obtuvo una Maestría en Administración de Empresas (MBA).

 

Volviendo a la radio, su voz también sonó en Radio Cumbre bajo la dirección de Omar Dávila Araque +. En varias ocasiones retransmitió la Vuelta al Táchira y algunos partidos de fútbol desde el Estadio "Guillermo Soto Rosa", en Mérida, Venezuela. Grabó comerciales que fueron transmitidos por Radio Los Andes 1040 AM y Éxitos 1560 AM. Fue, por un breve período, director de la Televisora ​​Andina de Mérida (TAM). Tradujo al español y a pedido del Padre Hugo Anzil +, el manual de usuario de la primera cámara de estudio que llegó a la cadena de televisión.


Voice of America-VOA lo recibió en 1984. "Media hora con el mundo", "Buenas noches, América" ​​y "Buenos días, América", "Cápsula científica" fueron testigos de las largas horas que mi padre dedicó a su amada profesión. Los locutores y productores que compartieron estudios y micrófonos con él hoy admiran el profesionalismo, la ética y el amor por la radio de mi padre. Lo definen como un "periodista con muchas habilidades", expresa Manuela Pinto da Silva en un correo electrónico.

CNN en Español le abrió sus puertas como editor de noticias, redactor y presentador del espacio "Ahora". Como corresponsal de CNN, transmitió desde Los Ángeles, el juicio de Michael Jackson, varios premios Óscar y Emmy, entre muchos otros eventos noticiosos.

Su carrera periodística lo llevó a vivir en Washington DC, California, Atlanta y Nueva York. Por su distinguida carrera, recibió múltiples premios y reconocimientos como el Premio Peabody en 2005, los Premios Alfred I. DuPont de la Universidad de Columbia en el mismo año, el Premio Superior de Honor de la Oficina de Radiodifusión Voice of America, entre otros. Cubrió noticias de Alaska, Florida, Mar del Plata (Argentina), entre otros lugares muy interesantes.

En la ciudad de Los Ángeles trabajó en el sistema de escuelas públicas como traductor e intérprete. Desempeñó el mismo cargo en el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York en la Unidad de Interpretación y Traducción, donde pasó casi 15 años con gente maravillosa.

 

Me acompañó en todos mis proyectos radiofónicos y periodísticos. Ella fue la voz de mi primera campaña de comunicación: "Da sentido a tu vida, sé sacerdote". Dedicó largas horas de su tiempo Un café en la Mañana, revista informativa que produje yo transmitida por La Romántica 88.7 FM y él desde Nueva York en la producción de Panorama Internacional y luego La Crónica. De regreso juntos en Nueva York, continuó apoyándome, aunque de mala gana. Él fue y es un ejemplo moral, cívico y ético para mí, mis hijos, mis hijos y mi esposo.

Él acuñó entre nosotros el lema “Juntos en familia” que expresaba con gran emoción cada vez que celebramos algo, cuando íbamos a misa o simplemente cuando comíamos juntos.

El legado de mi padre se basa en la honestidad, la integridad, el trabajo bien hecho, la sinceridad, la bondad, no maldad, y así lo percibían en los demás.

"Copia lo bueno de mí y no lo malo", es una frase que le oí decirnos toda mi vida. Sin embargo, aunque intentemos copiarlo, es muy difícil alcanzar su estatura humana, su capacidad de trabajo y su amplitud para perdonar.

¡Papi, tiene que decirme cómo es eso allá y qué debo hacer para estar con usted otra vez!
Bendición.